miércoles, 31 de agosto de 2016

“DISTRITO DE HUANCAYA” Ubicado en el medio de la RESERVA PAISAJISTICA DE NOR-YAUYOS-COCHAS, DEPTO. DE LIMA

Esta reserva está considerada como uno de los lugares más bellos del Perú
Pertenezco a un grupo que programa expediciones fotográficas y esta vez el viaje sería a Huancaya, había visto fotos y leído algo al respecto pero no sabía mucho más.  Acudí al sitio de reunión junto con otros 25 compañeros, nos repartieron en dos movilidades.
La distancia a recorrer es de 320 kms. de los cuales 280 son asfaltados y 72 afirmados. Partimos a las 10:30 p.m. de Lima por la carretera Panamericana sur rumbo a Cañete de allí tomamos el desvío a Lunahuaná, pasamos por Imperial y otros anexos.  Atravesamos Pacarán, Zúñiga, Catahuasi, Conchán, San Lorenzo de Putinza, Calachota, Auco, Yauyos, Llapay, Vitis, Alis hasta llegar a Huancaya.  Lima se encuentra a 160 msnm y Huancaya a 3.554 msnm, llevé consigo mis pastillas para la presión además  aspirina y gravol para el mal de altura o “soroche” y las tomé aproximadamente a la 1:30 de la madrugada,  hora que empezamos el ascenso después del Lunahuaná.  Nos dijeron que haría frío de modo que iba bien abrigada, el viaje fue de 8 horas aproximadamente y llegamos cerca de las 7 a.m. Sugiero que para los viajes largos siempre lleven el aro o almohadilla circular que se coloca en el cuello y alivia cualquier malestar por la posición y distancia.  El camino tiene muchas curvas y un 40% de la pista con ancho apenas como para que circule un auto en una vía doble, es aconsejable tomar movilidades que conozcan la zona y si van en movilidad propia hacerlo de día y ojalá que no sea un carro bajo para que no tenga problemas. Abastecerse de gasolina porque después de Lunahuaná hay pocos grifos.
Después de desayunar pan con huevo y queso, refresco de Muña para la digestión y mate de coca para revivirnos, pasamos enseguida al Hospedaje Lima un recinto de 2 pisos con varias habitaciones, rústico como es todo en provincia y más en la sierra. Se repartieron los cuartos y compartí habitación con tres personas más en las que se encontraba una paisana colombiana que recién había llegado hace 15 días, invitada por uno de los fotógrafos. El baño quedaba en el primer piso, nuestra habitación en el 2º. Piso subiendo por una escalera caracol.

Después de alistarnos sabiendo que en la sierra el sol brilla en su esplendor y cuando estás  bajo él te da calor y en la sombra frío.  La altura inmediatamente se deja sentir y el corazón se acelera hay que hacer todo con calma.  Visitamos la plaza central, las construcciones tienen bastante piedra labrada del sitio, la asequia baja cristalina por el centro de las calles, hay envases para reciclaje de basura en la plaza.

                                                   Plaza principal de Huancaya
                                        Puerta principal de la Iglesia tallada en madera
                                                         Figuras elaborados en piedra
                         La pileta central hace homenaje a LA TRUCHA pez tan abundante en la zona. 

                              Callecita ver la asequia como pasa por el centro de la misma

                            Una encantadora señora que posa para mí de muy buen agrado

                      Calle en donde se encuentra nuestro Hospedaje Lima y enseguida el restaurante
                                                                             
        







Fachada de la iglesia elaborada en piedras del lugar
 


 La gente es amable, una sra. está terminando de cocinar la sopa de mote con carnero, abre la olla para mostrarme.







En otra esquina están los tejidos a máquina, crochet y palitos, todas nos acercamos a abastecernos de guantes, chalinas y gorros para el frío. Averigüé acerca de ellos y conversé con Vicenta Machacuai Cabello más conocida como VIKI ella me comentó que tiene su taller propio en Daniel Alcides Carrión sin número, pero que atiende en su kiosko en una esquina de la plaza y que su esposo Próspero Cañari dirije la Asociación de Artesanos y tejedoras llamado “El buen recuerdo” ella es profesora y enseña a 13 tejedoras todas las técnicas desde el telar, pasando por máquina, crochet y palitos.

Partimos caminando hacia el Puente de calicanto y allí tenemos nuestro primer encuentro con las lagunas y cascadas color esmeralda, de fondo cristalino en donde abundan las truchas y diversas aves. Una escultura labrada en piedra  de un pato de cabeza negra y cuerpo rojizo se divisa sobre un muro. Todos empezamos a fotografiar disparando tomas por doquier y tomándonos el tiempo para admirar el paisaje que transmite paz y relax.  Ascendemos hacia un mirador desde donde se divisa todo el paisaje. Tomo pequeños videos para dejar evidencia del sonido de las aguas al caer y correr descendiendo sobre otras, además del color de ensueño que tienen. 








                                                                             


                                                                                     














Regresamos para abastecernos de alguna bebida y frutas porque saldremos hacia un pueblito. Me encantan los niños, uno se acerca pero se tapa la cara con la cometa, entonces le digo que le diré a mi nieta que él se llama “cometa” y que no tiene cara, entonces me sonríe y se destapa, al final un selfie sonriente.


Partimos en la movilidad hacia VILCA pintoresco pueblito distante 17 kms.  Y a 3.912 msnm. En el camino paramos a admirar las lagunas turquesas de Huallhuash y Papacocha, algo inolvidable, las primeras una sucesión en cadena con caídas de agua entre ellas encajonadas entre la cordillera de colores. La segunda una enorme laguna en forma de corazón texturizada de color esmeralda oscuro, que nos deja embelesados. 








                                                                 
                                                                                  







En Vilca la iglesia de piedras con figuras en su fachada de copas en forma de cáliz y palomas blancas y alrededor de  la plaza las mamachas con sus mantos coloridos de flores, tejidos en telar con sus sombreros de fieltro nos esperan para ofrecernos deliciosos choclos de gruesos y grandes granos con queso elaborado artesanalmente el mismo día, refrescos de muña y mate de coca. Los niños juegan absortos con sus carritos y las carreteras elaboradas con arena. Dicen para subir al mirador, llego hasta el comienzo de las escaleras y decido verlos ascender mi estado físico me impide hacerlo, a veces es mejor no forzarnos y decido caminar por las callecitas y tomar detalles de puertas y texturas, además entrar a las bodegas que tanto me recuerdan la infancia en mi pueblo natal, las balanzas me atraen todas antiguas y diferentes.

















La lluvia empieza y los veo llegar a todos cubriendo las cámaras porque hubo hasta una pequeña granizada, escuchamos los truenos. Me cuentan que desde arriba se divisa el valle y todo el pueblo y en la margen derecha se encuentra el “Bosque del amor” y otras caídas de agua. Emprendemos el viaje de regreso por las innumerables curvas vamos descendiendo y siento que el dolor de cabeza empieza cada vez más fuerte, al llegar estoy con “soroche” el mal de altura me tocó, siento mucho frío, naúseas y  luego vómito y decido quedarme en cama y no ir a comer, lo único que siento mucho es que estaba muy ilusionada con la salida nocturna a tomar las estrellas y la vía láctea, tenía el trípode, la linterna, el disparador a distancia, en fin no tenía alientos ni para hablar, menos para pararme y salir.  Las siento llegar a medianoche, mis tres compañeras de cuarto felices y animadas porque lograron sus fotos, venían congeladas del frío. Yo tenía doble pantalón de polar y dos chompas, además de chalina y guantes, estaba debajo de dos frazadas pesadas de lana de oveja y así y todo tenía frío, en las noches es inclemente por eso hay que tomar las precauciones del caso y traer algo de abrigo o una bolsa de dormir de campamento.
Al día siguiente amanezco bien y tomo mis pastillas de la presión con el mate de coca pero con galletas, felices reciben mi donación de pan con huevo. Partimos caminando hacia otra parte cercana con más caídas de agua que se divisan desde un mirador, bajamos para divisar de más cerca, se ven las truchas y el agua cristalina de color azulado, un puente de peldaños de madera atraviesa de un lado a otro, está cerrado porque pertenece a un restaurante al otro lado y es privado, puede uno gestionar el pase y consumir algo, pero decidimos sólo tomar las fotos. 
                                                                                    

 y allí la clase para hacer el efecto seda en el agua que desciende, no tengo el filtro me olvidé de llevarlo pero una compañera de cuarto manualmente lo sostiene y logro las fotos deseadas. 



                                                                                                   

 Después  regresamos para almorzar y recoger las pertenencias del hospedaje porque partimos y en el regreso visitaremos otro pueblito. Arroz con pollo y papa a la Huancaína es nuestro almuerzo con un  refresco de color rosado fragante y dulce que mi compañera me cuenta que es desinflamante natural muy efectivo.


Antes de partir uno de los compañeros que trajo su guitarra porque le harían un video se anima y nos deleita con varias canciones. Salimos a las 2:30 de la tarde  rumbo al pueblito de VITIS a 3.700 mts de altura, antes de llegar paramos en una laguna que cuenta con muelle y allí están los botes para paseo, un grupo se anima a dar una vuelta y otros seguimos tomando  fotos, la textura del agua y la luminosidad del momento se presta para lograr unas lindas tomas, el color del agua esmeralda y las plantas de ichu (pasto del altiplano) por doquier.

                                                                          

                                                                                
                                                                         

VITIS es pintoresco con casa de colores, balconcitos de madera y estrechas calles con la asequia al centro. En la plaza la escultura de un campesino con azadón, caminamos por las callecitas y ascendemos por la pista donde se divisa el valle sembrado en pequeñas parcelas de verdes diferente, al fondo dibujada con piedra “la bella durmiente”.  
                                                              





                                                                                     
                                                                                 






El paisaje del camino de regreso de día es espectacular con el río Cañete a nuestra diestra el valle en el que se divisan caballos, vacas y otras especies de pájaros. Paramos en Catahuasy para revisar la batería del bús y entonces mis compañeras me animan a hacer la foto de estrellas, vamos a un lado del puente donde no hay mucha luz artificial y hacemos las tomas, ellas tienen los parámetros y lo logramos.
                                                                                                    Gloria Araneta

El viaje se reanuda y a medianoche estamos en el sitio de partida, cansados del trajín y de la diferencia de altura, pero felices con excelentes fotos, nuevos amigos y mucho compañerismo, además renovados y con baterías recargadas para continuar con la rutina habitual.
 Huancaya es un sitio mágico que vale la pena conocer pero teniendo en cuenta las recomendaciones del caso.
Hasta la próxima expedición en este maravilloso Perú que no deja de sorprenderme con lugares bellos, únicos y auténticos, con gente amable y deliciosa comida.




































                                                                         










































3 comentarios:

  1. Buenísimo trabajo, felicitaciones y que sigan los éxitos!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta leer tu blog!! Veo todo por tus ojos, siento que jamás voy a llegar por esos lares!!! Gracias por compartir tu paseo con nosotros!!! Nos vemos mañana!!

    ResponderEliminar
  3. Buena crónica que permite programar el viaje sin contratiempos.
    Saludos y muchas gracias.

    ResponderEliminar